Menu
RSS
Estrategia del miedo y manipulación

Estrategia del miedo y manipulación

Es un hecho que el poder ...

La protesta es un derecho y no al del pataleo

La protesta es un derecho y no al d…

La mayoría de las conquis...

Contra la cruz a la Iglesia. Por un Estado laico

Contra la cruz a la Iglesia. Por un…

Ha comenzado la campaña d...

Perico Echevarría absuelto. Caso «Nico Ferrando – SantaLucía»

Perico Echevarría absuelto. Caso «N…

Mi amigo, el periodista P...

El 11 de marzo de 2004 «todo se truncó»

El 11 de marzo de 2004 «todo se tru…

Conversando con Pilar Man...

Pobreza de solemnidad

Pobreza de solemnidad

Del España va bien, al «T...

Cuando vinieron… (nos encontraron)

Cuando vinieron… (nos encontraron)

En el año 2014 escribí es...

Crisis. Desmantelan el Estado social. Economía Capitalista (3/3)

Crisis. Desmantelan el Estado socia…

La económica capitalista ...

Tres visiones y una realidad. Economía Capitalista (2/3)

Tres visiones y una realidad. Econo…

Decíamos la semana pasada...

Lo que aprendí de economía en dos semanas: Economía Capitalista (1/3)

Lo que aprendí de economía en dos s…

Conocida es la anécdota, ...

Prev Next

El teniente Segura ingresa hoy en prisión

Luis Gonzalo Segura de Oro-Pulido, teniente en el Ejército de Tierra, ingresará este viernes en un centro disciplinario militar, donde cumplirá dos meses de privación de libertad, suspensión de sus funciones y probablemente será expulsado del Ejército.

No ha dado un golpe de estado, ni saqueado las arcas públicas, ni cometido crimen alguno. Entrará en prisión por vía administrativa, en aplicación del Código Militar, en «un procedimiento sin garantías jurídicas» y de forma arbitraria, por haber escrito la novela «Un paso al frente», donde cuenta su experiencia en el «desbarajuste» del Ejército de Tierra, descifrando ese oscuro, corrupto «mundo de la milicia» sin derechos.

Ayer en rueda de prensa, anunció que ha empezado a hacer una huelga de hambre, en protesta, por el atropello que significa que le priven de su libertad personal, precisamente por haber ejercido el derecho fundamental de libertad de expresión, al escribir la novela y denunciar la corrupción que ha conocido durante los 12 años de servicio, los que no ha tenido mancha alguna en su expediente.

La novela lleva vendidos más de 20.000 ejemplares, en su quinta edición. En los tres meses en los que ha estado presentando el libro, en más de 60 localidades españoles, se ha encontrado con boicots y amenazas. La continua presencia de militares en los actos ¬¬—¿de los servicios de inteligencia?—, ponía la nota negra, pero era una forma de dejar patente que estaba siendo perseguido e investigado. «¿Y que mayor agresión que privarle de libertad sin juicio? ¿Perder el trabajo al ser expulsado del Ejercito».

En su novela denuncia abusos, corrupción, privilegios e impunidad en el seno de las fuerzas armadas; un testimonio literario de los problemas que mantiene el ejército español. Una novela, por la que le van a meter dos meses en un centro disciplinario militar de Colmenar Viejo y seguramente será expulsado del Ejercito, por el expediente disciplinario que tiene abierto, por escribir el libro, por las declaraciones a la prensa en sus presentaciones y por hablar del libro en horario de café con sus compañeros.

El teniente Segura ha interpuesto diversas denuncias por corrupción, falsedades y malversación, contra generales y coroneles del ejército; ese ejército que «nadie ha tenido el valor de reformarlo». En este caso, como es costumbre cuando se denuncian casos de corrupción, el denunciante es condenado. En su novela, eleva una carta al Ministro de Defensa, sugiriéndole hasta 19 medidas, «que harían del ejército una institución más justa y honorable». El problema de las fuerzas armadas, no es solo estructural, «están enfermas y necesitan ser regeneradas», dice el teniente.

Creyó en la Justicia y ha puesto cuatro denuncias, con sus correspondientes pruebas, sobre distintas irregularidades en los presupuestos militares; pero la justicia, que es la del poder, se ha vuelto en su contra. En el ejército español, que tanto cuesta a las arcas públicas, hay corrupción y negligencia y sometido a un autoritarismo que una sociedad democrática no puede consentir. «Mando que no abusa pierde prestigio», máxima militar que los altos mandos siguen en la medida de lo posible».

Segura cree que en el seno del ejército se es consciente de lo que ocurre, razón por la que no se investiga. El mismo ha sufrido «broncas» de sus mandos superiores, por informarles sobre desfases en algunos inventaros, por valor de más de 5 millones de euros. Las denuncias las consideran ataques personales, que hacen daño a la institución. En el Ejército español, no hay transparencia, ni se fiscaliza el gasto ni existe cuerpo alguno que investigue este tipo de situaciones. «La corrupción no está criminalizada», dice el teniente Segura.

Compareció ante un juez para denunciar las situaciones que él conocía, de propia mano, manifestó que tenía un «disco duro» en su poder con toda la información posible y ni siquiera nadie le requirió que lo entregara. Ha pedido audiencia al Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra y sigue esperando respuesta. Por su parte el Ministerio de Defensa no se ha pronunciado ante las denuncias del teniente.

Luis Segura, hecha en falta la colaboración, que no ha tenido, del Partido Socialista Obrero Español, cuando muchos de sus miembros fueron perseguidos y encarcelados en el pasado. Si ha contado con el apoyo de Izquierda Unida, así como del Grupo Parlamentario Unión Progreso y Democracia. La diputada en Cortes Irene Lozano, anunció en la rueda de prensa que su grupo ha presentado tres preguntas al gobierno sobre el procedimiento contra el teniente Luis Gonzalo Segura.

«¿Considera el Gobierno que este procedimiento podría significar la vulneración del derecho a la libertad de expresión del acusado? ¿Tiene previsto el Gobierno ordenar una investigación interna sobre las malas prácticas reflejadas en la novela del teniente Segura?, en caso contrario ¿Qué medidas tiene previsto adoptar para atajar las sospechas de corrupción que siembre el libro, aparte de encerrar a su autor? ¿Qué medidas va a tomar el Gobierno para impedir que este caso no dañe el prestigio de España, dado que, una vez más, no se investiga la corrupción y se castiga a quién denuncia?».

Irene Lozano, en la rueda de prensa, manifestó que pide al Ejecutivo que «se paralice su ingreso en prisión, así como se archive el expediente disciplinario» y comience a investigarse lo que se denuncia. Recalcó que el teniente Segura va a ser privado de su libertad por vía administrativa, lo que es una «aberración» y viola el Convenio de Derechos Humanos de la Unión Europea.

El diputado por Izquierda Unida, Álvaro Sanz, mostró su apoyo al teniente que «va a ser encarcelado por la vulneración de la libertad de expresión al escribir la novela; y por la falta de respeto a los derechos laborales que amparan a los trabajadores. Para IU, es prioritario terminar «con los tribunales militares, establecer medidas que protejan la libertad de expresión y más austeridad y transparencia en el seno de las Fuerzas Armadas».

A la rueda de prensa también estuvieron presentes, mostrando su apoyo, a la valiente y honesta aptitud del teniente Segura, representantes del Sindicato Unificado de la Policía.

En la mesa de presentación del acto, estuvieron, el teniendo Luis Gonzalo Segura, Óscar Sirpán de Tropo Editores, la diputada por UPyD Irene Lozano, Álvaro Sanz diputado de IU, Javier Estévez portavoz del SUP y Víctor Arrogante. Foto de infolibre.

(La imagen principal situada en la cabecera del artículo es una foto de TROPO EDITORES.)

volver arriba