Menu
Declaración Universal de los Derechos Humanos

Declaración Universal de los Derech…

Declaración Universal de ...

Tratado de Utrecht "dos"

Tratado de Utrecht "dos"

El Acuerdo sobre Gibralta...

Estado fallido, violencia y represión

Estado fallido, violencia y represi…

Hanna Arendt, que en su o...

"¡Españoles, Franco ha vuelto!"

"¡Españoles, Franco ha vuelto!…

Franco ha muerto, aunque ...

Los poderosos y la presión a la Justicia

Los poderosos y la presión a la Jus…

Vaya por delante esta ref...

Derecho a una muerte libre y con dignidad

Derecho a una muerte libre y con di…

La eutanasia, está a punt...

IPC y blindaje constitucional para unas pensiones dignas

IPC y blindaje constitucional para …

La Comisión del Pacto de ...

Contra la venta de armas, que las carga el diablo

Contra la venta de armas, que las c…

Soy contrario a las armas...

100 días de gobierno; la reflexión

100 días de gobierno; la reflexión

«Prometo por mi concienci...

«Insinuaciones sexuales» en los campos de fresas

«Insinuaciones sexuales» en los cam…

Los campos de fresa de Hu...

Prev Next

2 de mayo

Eran los primeros años del siglo XIX cuando se produjeron en España una serie de acontecimientos trascendentales: la invasión francesa y la guerra de la Independencia.

Constitucionalismo, absolutismo e inquisición. Dos reyes fueron los responsables de que el ejército aliado de Napoleón ocupara Madrid. Dos reyes por la gracia de dios, Borbones y traidores para más señas.

El 2 de mayo de 1808, a primera hora de la mañana, la multitud comenzó a concentrarse ante el Palacio Real. Los soldados franceses sacan del palacio al infante Francisco de Paula, para llevarle a Francia con su real familia. Al grito de “¡Que nos lo llevan!”, el gentío intentó asaltar el palacio.

Apoyado en una farola a la entrada de la calle Bailén, vi llegar a la Guardia Imperial con los mamelucos y la artillería disparando contra la multitud. La lucha se extiende por Madrid y al resto de España.

El pueblo contra los franceses, los liberales contra los absolutistas reales, Fernando VII contra el pueblo, la razón contra el despotismo y el oscurantismo contra la ilustración. Con el “¡vivan las caenas!” y derogando la Constitución de Cádiz, se entronizó al Rey Felón y a su descendencia.

Medios

Fernando VII
volver arriba