Menu
IPC y blindaje constitucional para unas pensiones dignas

IPC y blindaje constitucional para …

La Comisión del Pacto de ...

Contra la venta de armas, que las carga el diablo

Contra la venta de armas, que las c…

Soy contrario a las armas...

100 días de gobierno; la reflexión

100 días de gobierno; la reflexión

«Prometo por mi concienci...

«Insinuaciones sexuales» en los campos de fresas

«Insinuaciones sexuales» en los cam…

Los campos de fresa de Hu...

Pensilvania y la «puta» de Babilonia

Pensilvania y la «puta» de Babiloni…

La Iglesia católica ha en...

Una historia imposible; o no, con dislate

Una historia imposible; o no, con d…

Esta historia imposible, ...

18 de Julio; relato de un golpe de Estado

18 de Julio; relato de un golpe de …

Se cumplen 82 años del in...

Nos han saqueado

Nos han saqueado

Discúlpenme que me remita...

La Ley Mordaza cumple tres años y ni uno más

La Ley Mordaza cumple tres años y n…

El 1 de julio de 2015, en...

Yo protesto

Yo protesto

Hay muchas razones para p...

Prev Next

Realmente mañana será otro año

Mañana dejaremos atrás el segundo año ominoso de Rajoy. Puntualizando más: segundo año abominable y despreciable de Rajoy y su gobierno, cuyas políticas antisociales y represivas, nos han llevado a ser más pobres, tener menos derechos y ser más infelices. Y lo que es peor aun, con escasas perspectivas de que el próximo futuro sea mejor.

No solo han estado recortando gastos sociales y eliminando derechos, sino que han privatizando servicios en materias básicas, sensibles y fundamentales en el campo de la educación, la sanidad y la protección social. Esquilmando el patrimonio público, en beneficio de sus amigos, han institucionalizando la corrupción.

«La represión requiere Fuerzas de Orden Público bien dotadas y adiestradas, códigos penales duros y jueces enérgicos que sirvan fielmente al Estado y al régimen» (Carrero Blanco, Pilar Urbano, El Precio del Trono, 2011). Así A imagen de esta idea lo está haciendo el gobierno. Ante los recortes que continuarán y previendo un año caliente en protestas y críticas a su gestión, preparan el terreno. Temen el efecto olla a presión, que todo les estalle y se produzca el caos después de haberlo provocado. Dictan la ley mordaza de seguridad ciudadana para coartar la libertad de expresión; modifican el código penal para criminalizar las protestas, adquieren materiales antidisturbios, y realizan cursos de formación para la policía al servicio, no del Estado, sino de sus políticas.

Han eliminado el modelo de bienestar, que se estaba construyendo con lucha y esfuerzo a lo largo de años, por el neoliberalismo económico, el totalitarismo político y la insolidaridad social. Menos Estado, más economía, menos democracia, más opresión y menos derechos. La situación en la que no encontramos, es la que querían. Es el modelo de miseria del Partido Popular. Hemos retrocedido decenas de años en bienestar, derechos sociales, humanos y políticos. Aquí estamos. Es lo que querían. Es su modelo.

Las últimas medidas adoptadas por el ejecutivo, muestran su peor cara: congelación del salario mínimo interprofesional, congelación de la pensiones de jubilación, congelación de las prestaciones por desempleo y subida de las tarifas eléctricas. Lo de Gallardón y su contrarreforma del aborto, ya lo he dicho la semana pasada: es otra canallada contra los derechos de las mujeres, propia de este gobierno heredero del franquismo y representante de la derecha reaccionaria ultracatólica fascista autoritaria y machista.

No voy a hacer balance de lo ocurrido en este nefasto año que termina. El gobierno, al servicio del poder económico, ha establecido su modelo con la excusa de la crisis. Con posiciones autoritarias, en detrimento de las instituciones democráticas, secuestradas por las élites, infunden miedo, con la pretensión de aislar a los individuos. Han conseguido todo el poder sin oposición visible, porque quienes tenían que haberse opuesto a ese modelo y presentar una alternativa, han estado desaparecidos de la escena o pactando puntualmente, legitimando su política autoritaria y antisocial.

Realmente mañana será otro año, pero parece que no va a ser mejor que estos dos anteriores. No hay señales de recuperación a la vista. Si la economía en el ámbito internacional muestra fatiga, la de España sigue hundida, cercana a una «gran depresión». La economía real, la de la subsistencia de la mayoría de los españoles, está tan deteriorada, que harán falta veinte años para poder encontrar un equilibrio y comenzar de nuevo. Nada va a ser como antes. Si la banca, Rajoy y el PP, dicen que «el año 2014 será mejor», tengo la completa seguridad de que será malo para mí y para las personas de la «clase» a la que pertenezco. Y no lo digo por sabio, sino por haber aprendido de lo ocurrido.

Frente a lo que se avecina, saquen lo mejor de si mismos, valores, anhelos y principios, y pónganlos al servicio de la igualdad, de la justicia social y de la solidaridad; luchen por ello, con todas las fuerzas y los medios a su alcance. Nada es fácil. Levántense contra el Sistema que está permitiendo que lleguemos a esta situación. Alcen la voz contra el estado autoritario que está implantando el gobierno. Griten ¡con acritud! y denuncien lo que se está haciendo en perjuicio de los trabajadores, desempleados, enfermos, viejos y dependientes. Sigue mereciendo la pena luchar por todo ello; y yo con ustedes. Mis mejores deseos, a la buena gente, para que alcancen bienestar, salud, trabajo, dinero, amor y suerte; para hoy y para siempre.

Artículo original publicado en diarioprogresista.es el 30 de diciembre de 2013.

(La imagen es una foto de La Moncloa aquí reproducida según su ”aviso legal”).

volver arriba