Menu
Algo huele a podrido en Dinamarca

Algo huele a podrido en Dinamarca

"Something is rotten in t...

Eutanasia; un derecho fundamental

Eutanasia; un derecho fundamental

Si vivir con dignidad es ...

Kitchen, cuando la indecencia se hizo carne

Kitchen, cuando la indecencia se hi…

Kitchen, cuando la indece...

La que tenemos encima

La que tenemos encima

La semana pasada me refer...

La que se nos avecina

La que se nos avecina

Por el mes de Marzo, cuan...

Elecciones a Cortes Constituyentes

Elecciones a Cortes Constituyentes

Fue un 28 de Junio de 193...

A propósito del informe de la CIA sobre los GAL

A propósito del informe de la CIA s…

Los servicios secretos de...

Monarquía deslegitimada

Monarquía deslegitimada

La Monarquía no pasa por ...

Quienes denuncian la corrupción en España son perseguidos

Quienes denuncian la corrupción en …

Si, han leído bien el tít...

Sobre la reforma laboral que tiene que ser derogada

Sobre la reforma laboral que tiene …

Permítanme esta simple re...

Prev Next

La muerte de un torero

Corría el año de 1964 y terminaba la temporada taurina en Madrid. Yo había comenzado a trabajar en una oficina muy cerca de la cárcel «modelo» de mujeres de Ventas, cerca de la Plaza de toros, inauguradas en 1931. El nombre de «Ventas», proviene de las tabernas, colmados y ventas de «entresijos y gallinejas», que se encontraban después de pasar el puente del Abroñigal, camino de Aragón y del cementerio, conocidas por «Las del Espíritu Santo».

Leer más ...

«Jarabo», un asesino del Régimen

Madrid ya no es lo que era. En mis tiempos de niño, allá por los años cincuenta, cuando se cometía un crimen, por mínimo que fuera, quiero decir, que no tuviera más trascendencia de la necesaria, incluso cuando no tenía ninguna, salvo para el asesinado, Madrid se conmocionaba. Había tiradas especiales de los periódicos matutinos —ABC, Ya o la Hoja del Lunes— y hasta de los vespertinos —Madrid, Informaciones o Pueblo—. Hoy recordamos a Jarabo; un asesino del Régimen.

Leer más ...

El crimen del baúl

Cuando llega agosto, no se por qué, siento la necesidad de refrescarme; y cuando me pongo a escribir, en lugar de inspirarme en temas de historia de política y actualidad, o denunciar la salvaje situación a la que nos ha traído Rajoy y su gobierno; en lugar de eso, recurro a recuerdos e historias de Madrid. Unas vividas, otras leídas y alguna inventada. ¿Será por el calor? Será. En esta ocasión, son historias de crímenes.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS