Menu
Febrero: preguntas sobre el 23-F que requieren respuestas oficiales; o no (y 3)

Febrero: preguntas sobre el 23-F qu…

El golpe de estado del 23...

Febrero: juicio de Campamento; un carnaval de contradicciones (2)

Febrero: juicio de Campamento; un c…

La pasada semana escribía...

Febrero: golpe de Estado, un elefante blanco y el rey (1)

Febrero: golpe de Estado, un elefan…

En España, el mes de Febr...

En memoria de las asesinadas y asesinados por la ultraderecha

En memoria de las asesinadas y ases…

Se han cumplido cuarenta ...

No bajemos la guardia

No bajemos la guardia

En España tenemos un Gobi...

A por fresas en condiciones de esclavitud

A por fresas en condiciones de escl…

La consejera de Empleo de...

Gobierno de Coalición Progresista; ¡sí se puede!

Gobierno de Coalición Progresista; …

Ya tenemos un Gobierno de...

Embistiendo, que no invistiendo

Embistiendo, que no invistiendo

"En España, de cada diez ...

Llegaron los veinte; salud y bienestar

Llegaron los veinte; salud y bienes…

Llegaron los veinte; salu...

Retazos de la historia: atentado y represión

Retazos de la historia: atentado y …

Corría el año 1973, cuand...

Prev Next

Estamos en guerra

El pasado sábado, la gente de bien, se echó a la calle al grito de «No a la guerra». También es mi grito. Nunca en mi nombre; mi oposición a la solución de conflictos mediante acciones armadas. Igualmente, expreso mi repulsa hacia cualquier tipo de dictaduras que opriman a los pueblos, sea monárquicas, militares o de credo. «Contra el terrorismo, contra la islamofobia y contra sus guerras». No se defiende ni se honra a las víctimas de atentados —sean niños, mujeres y hombres—, matando hombres, mujeres y niños, por muchos intereses que estén en juego; lo contrario es indecente. «Ni los recortes de libertades ni los bombardeos nos traerán la seguridad y la paz». Por el contrario trae más odio, violencia y muerte.

Leer más ...

2 de mayo

Eran los primeros años del siglo XIX cuando se produjeron en España una serie de acontecimientos trascendentales: la invasión francesa y la guerra de la Independencia.

Constitucionalismo, absolutismo e inquisición. Dos reyes fueron los responsables de que el ejército aliado de Napoleón ocupara Madrid. Dos reyes por la gracia de dios, Borbones y traidores para más señas.

Leer más ...

Llegó el 14 con la España neutral

Comenzaba el siglo XX, ¡hace cien años!, y con él una ola de conflictos entre la naciones del mundo. Como siempre, el ser humano, guerrero por naturaleza, dirimió las diferencias, intereses e identidades a golpe de guerra —mundial—. Sus consecuencias se han dejado sentir hasta nuestros días. España ordenó «la más estricta neutralidad a los súbditos españoles con arreglo a las leyes vigentes y a los principios del Derecho Público Internacional»; todo por pura impotencia.

En el ámbito internacional, el desarrollo industrial y la competencia entre las potencias coloniales, generaban tensiones y rivalidades continuas, que junto con el nacionalismo y la defensa de sus señas de identidad, fueron las causas principales de la primera gran guerra. La olla estaba hirviendo y tuvo que llegar un estudiante serbio, asesinando al heredero del trono de Austria en Sarajevo, para que todo estallase.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS