Menu
Octubre revolucionario. La revolución socialista del 82

Octubre revolucionario. La revoluci…

En las terceras eleccione...

Algo huele a podrido en Dinamarca

Algo huele a podrido en Dinamarca

"Something is rotten in t...

Eutanasia; un derecho fundamental

Eutanasia; un derecho fundamental

Si vivir con dignidad es ...

Kitchen, cuando la indecencia se hizo carne

Kitchen, cuando la indecencia se hi…

Kitchen, cuando la indece...

La que tenemos encima

La que tenemos encima

La semana pasada me refer...

La que se nos avecina

La que se nos avecina

Por el mes de Marzo, cuan...

Elecciones a Cortes Constituyentes

Elecciones a Cortes Constituyentes

Fue un 28 de Junio de 193...

A propósito del informe de la CIA sobre los GAL

A propósito del informe de la CIA s…

Los servicios secretos de...

Monarquía deslegitimada

Monarquía deslegitimada

La Monarquía no pasa por ...

Quienes denuncian la corrupción en España son perseguidos

Quienes denuncian la corrupción en …

Si, han leído bien el tít...

Prev Next

Viva Madrid que es mi pueblo, 3. Los años sesenta

La semana pasada finalizaba mi relato diciendo que había terminado mi infancia. Y así fue. Comenzaba otra etapa larga y fructífera que dura hasta hoy. Sesenta años no son nada, podría haber dicho el tango, pero dijo veinte, y con veinte años, llevaba yo seis incorporado a la sufrida clase trabajadora, de la que nunca he salido, ni renegado y mucho tiempo defendido. Arrancaban los sesenta del desarrollo.

Leer más ...

Viva Madrid que es mi pueblo, 2. Mis primeros años

Cuando nací no tenía edad suficiente para darme cuenta de lo que me rodeaba. Luego me lo contaron, lo leí y algunas cosas reviví. ¡En dos siglos he vivido! Finalizaban los cuarenta tristes y miserables de la posguerra, daban comienzo los cincuenta, tan austeros como aquellos, que dieron paso a los del desarrollo y el "600". A principios de los años 50 habían proliferado los barrios de chavolas, por la llegada de andaluces, extremeños y manchegos, que huyendo de la miseria buscaban trabajo; y por los rojos represaliados que no tenían sitio en el Madrid oficial.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS