Menu
Y Pedro Sánchez ganó las elecciones, perdiendo

Y Pedro Sánchez ganó las elecciones…

Hoy ha sido el día de la ...

51 mujeres asesinadas 51

51 mujeres asesinadas 51

Mi intención era titular ...

De aquel 28 de Octubre a nuestros días

De aquel 28 de Octubre a nuestros d…

Estamos inmersos en un pr...

10N, elecciones made in Spain

10N, elecciones made in Spain

Nos han convocado a elecc...

12 de Octubre; nada que celebrar

12 de Octubre; nada que celebrar

Hace unos años reflexiona...

Crónica de la revolución de Octubre en España

Crónica de la revolución de Octubre…

En España también tuvimos...

Por la emergencia climática, de manera inmediata

Por la emergencia climática, de man…

Numerosos colectivos soci...

Estado de Emergencia Feminista

Estado de Emergencia Feminista

La violencia contra las m...

La Diada: 'presos polítics' y reivindicación soberanista

La Diada: 'presos polítics' y reivi…

Cada año, el 11 de septie...

Cambio climático y el negacionismo interesado

Cambio climático y el negacionismo …

Que nos encontramos ya en...

Prev Next

Los crímenes de mi barrio. «El del baúl»

Cuando llega agosto, no se por qué, siento la necesidad de refrescarme; y cuando me pongo a escribir, en lugar de inspirarme en temas de historia de política y actualidad, o denunciar la situación de precariedad a la que nos está sumiendo Rajoy y su gobierno, recurro a recuerdos e historias de Madrid. Unas vividas, otras leídas y algunas inventadas. En esta ocasión, voy a referirme a historias de crímenes que se han cometido cerca de mí. Algunos ya los he contado, pido disculpas; no tengo el don de resucitar a los muertos, pero me he permitido mejorar la historia.

Leer más ...

La miseria se sufría en Madrid, que es mi pueblo

Hace un par de años, publiqué el artículo «Madrid, años cincuenta», que hoy recupero, corregido y ampliado. Si la semana pasada decía ¡Viva Madrid, que es mi pueblo!, hoy, sin negarlo, recuerdo la miseria que se sufría por aquellos años. En dos siglos he vivido; el veinte lo vi terminar, éste nacer y se terminó lo que se daba. Cuando aparecí por los madriles, finalizaban los cuarenta tristes y miserables de la posguerra y daban comienzo los cincuenta, tan austeros como aquellos, en los albores del desarrollo y del «600».

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS