Menu
El pueblo sirio atrapado

El pueblo sirio atrapado

Algún día la Humanidad, e...

15J de 1977; elecciones en el recuerdo

15J de 1977; elecciones en el recue…

El próximo 15 de junio se...

Transición hacia la normalización democrática

Transición hacia la normalización d…

La ejecución de dos miemb...

«O te dejas o te quedas sin fresas»

«O te dejas o te quedas sin fresas»

Temporeras extranjeras de...

Genocidio en Israel

Genocidio en Israel

Esta semana ha sido trági...

Es justicia lo que dicen los miembros de un tribunal

Es justicia lo que dicen los miembr…

La Justicia nunca debe de...

Estrategia del miedo y manipulación

Estrategia del miedo y manipulación

Es un hecho que el poder ...

La protesta es un derecho y no al del pataleo

La protesta es un derecho y no al d…

La mayoría de las conquis...

Contra la cruz a la Iglesia. Por un Estado laico

Contra la cruz a la Iglesia. Por un…

Ha comenzado la campaña d...

Perico Echevarría absuelto. Caso «Nico Ferrando – SantaLucía»

Perico Echevarría absuelto. Caso «N…

Mi amigo, el periodista P...

Prev Next

El pueblo sirio atrapado

Algún día la Humanidad, en su historia, se avergonzará de lo que hoy ocurre en Siria, en Gaza y en tantos lugares del mundo, como lo que hoy se avergüenza del holocausto nazi. ¿Por qué provocar tanto sufrimiento? Lo intereses geoestratégicos ocultos mandan. Quienes se quedan, mueren, y quienes intentan escapar también.

Leer más ...

Estamos en guerra

El pasado sábado, la gente de bien, se echó a la calle al grito de «No a la guerra». También es mi grito. Nunca en mi nombre; mi oposición a la solución de conflictos mediante acciones armadas. Igualmente, expreso mi repulsa hacia cualquier tipo de dictaduras que opriman a los pueblos, sea monárquicas, militares o de credo. «Contra el terrorismo, contra la islamofobia y contra sus guerras». No se defiende ni se honra a las víctimas de atentados —sean niños, mujeres y hombres—, matando hombres, mujeres y niños, por muchos intereses que estén en juego; lo contrario es indecente. «Ni los recortes de libertades ni los bombardeos nos traerán la seguridad y la paz». Por el contrario trae más odio, violencia y muerte.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS