Menu
Elecciones a Cortes Constituyentes

Elecciones a Cortes Constituyentes

Fue un 28 de Junio de 193...

A propósito del informe de la CIA sobre los GAL

A propósito del informe de la CIA s…

Los servicios secretos de...

Monarquía deslegitimada

Monarquía deslegitimada

La Monarquía no pasa por ...

Quienes denuncian la corrupción en España son perseguidos

Quienes denuncian la corrupción en …

Si, han leído bien el tít...

Sobre la reforma laboral que tiene que ser derogada

Sobre la reforma laboral que tiene …

Permítanme esta simple re...

El 15M, 2008 y las consecuencias de la actual crisis social y económica

El 15M, 2008 y las consecuencias de…

"No nos representan" fue ...

Del Crack a la Gran Depresión

Del Crack a la Gran Depresión

La Gran Depresión, fue un...

Construyendo la República

Construyendo la República

Con la proclamación de la...

Y el pueblo votó por la República

Y el pueblo votó por la República

En este Abril republicano...

Y el rey abandonó el trono

Y el rey abandonó el trono

Abril es el mes republica...

Prev Next

Palestina

En estos días, Palestina está de actualidad. Muchas cosas se cuentan sobre algo que supuestamente ocurrió hace años. Nacimiento, vida ejemplar, pasión, muerte y «resurrección». Demasiados detalles sobre acontecimientos «inexplicables» que nadie vio, transmitidos de boca a boca y de forma interesada. Menos se habla de la Palestina de hoy, sometida a la dictadura de la guerra sin cuartel por el Estado de Israel.

No voy a referirme a la vida del llamado Jesús, que algunos consideran hijo de dios. Ningún escrito, sobre el personaje y su vida, son contados por alguien que le conociera. El ambiente cultural de los escritos de la época era simbólico y su modo, más o menos poético, simulado. Desde entonces y hasta hoy, faraones, reyes, emperadores y dictadores, han moldeado la historia a su acomodo por el poder y la gloria. La Biblia ha sido un «best seller». Que decir de la manipulación que ha ejercido la iglesia —que se alza como representante del dios vengativo en la Tierra—, para controlar almas y haciendas en beneficio propio, hasta matar para «salvarles». Si el «nacido» en Nazaret vivió, debió representar a los desposeídos, defender la justicia y luchar contra la opresión. Todo muy alejado de los actos de la organización que dice representarle.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS