Menu
Contra la venta de armas, que las carga el diablo

Contra la venta de armas, que las c…

Soy contrario a las armas...

100 días de gobierno; la reflexión

100 días de gobierno; la reflexión

«Prometo por mi concienci...

«Insinuaciones sexuales» en los campos de fresas

«Insinuaciones sexuales» en los cam…

Los campos de fresa de Hu...

Pensilvania y la «puta» de Babilonia

Pensilvania y la «puta» de Babiloni…

La Iglesia católica ha en...

Una historia imposible; o no, con dislate

Una historia imposible; o no, con d…

Esta historia imposible, ...

18 de Julio; relato de un golpe de Estado

18 de Julio; relato de un golpe de …

Se cumplen 82 años del in...

Nos han saqueado

Nos han saqueado

Discúlpenme que me remita...

La Ley Mordaza cumple tres años y ni uno más

La Ley Mordaza cumple tres años y n…

El 1 de julio de 2015, en...

Yo protesto

Yo protesto

Hay muchas razones para p...

El pueblo sirio atrapado

El pueblo sirio atrapado

Algún día la Humanidad, e...

Prev Next
Víctor Arrogante

Víctor Arrogante

Contra la venta de armas, que las carga el diablo

Soy contrario a las armas, cualquiera que sea su especialización, no porque las cargue el diablo, que no existe, como no creo en su dios, sino porque las utilizan los malos. La mala gente, los países sin escrúpulos y por los que tienen el gatillo fácil. Malo me pongo cuando veo a un policía con la pistola en la cartuchera.

100 días de gobierno; la reflexión

«Prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente con las obligaciones del cargo de Presidente de Gobierno con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado y mantener en secreto las deliberaciones del Consejo de Ministros». Era el 2 de junio, cuando Pedro Sánchez prometió su cargo, sin presencia de la Biblia y del crucifijo, como es tradicional en España. Lo que no he terminado de entender nunca, es que se prometa mantener en secreto las deliberaciones del Consejo de Ministros. ¡Cuanta ocultación al pueblo por el órgano de Gobierno!

«Insinuaciones sexuales» en los campos de fresas

Los campos de fresa de Huelva no dejan de sorprender. No solo se producen abusos en el ámbito laboral, sino también abusos sexuales denunciados por las trabajadoras marroquíes, que pasan la temporada en España recolectando el fruto rojo. Parece que el término «abuso» no se quiere ni mencionar, incluso por la Guardia Civil, que en sus atestados, prefiere utilizar «insinuaciones sexuales».

Pensilvania y la «puta» de Babilonia

La Iglesia católica ha encubierto durante décadas los abusos sexuales cometidos por sacerdotes. La Sede Apostólica conocía desde 1963 lo que ocurría en Pensilvania. También en México eran conocidas y denunciadas públicamente actividades criminales. En Irlanda, un informe ha identificado a unos 1.000 menores víctimas de abusos. La puta de Babilonia una vez más ha puesto al descubierto sus crímenes.

Suscribirse a este canal RSS