Menu
A por fresas en condiciones de esclavitud

A por fresas en condiciones de escl…

La consejera de Empleo de...

Gobierno de Coalición Progresista; ¡sí se puede!

Gobierno de Coalición Progresista; …

Ya tenemos un Gobierno de...

Embistiendo, que no invistiendo

Embistiendo, que no invistiendo

"En España, de cada diez ...

Llegaron los veinte; salud y bienestar

Llegaron los veinte; salud y bienes…

Llegaron los veinte; salu...

Retazos de la historia: atentado y represión

Retazos de la historia: atentado y …

Corría el año 1973, cuand...

Nación de Naciones y Catalunya una Nación

Nación de Naciones y Catalunya una …

El PSC en su 14è Congrés ...

Por la República. Proceso Constituyente (y 2)

Por la República. Proceso Constituy…

El pasado día 6 de Diciem...

Monarquía o República. Proceso Constituyente (1)

Monarquía o República. Proceso Cons…

El próximo día 6 de Dicie...

La violencia de género es una lacra. #NoSeasCómplice

La violencia de género es una lacra…

Este 25 de Noviembre no h...

De aquel 20 de noviembre, a estos lodos

De aquel 20 de noviembre, a estos l…

Corría el año 1957, cuand...

Prev Next
Víctor Arrogante

Víctor Arrogante

A por fresas en condiciones de esclavitud

La consejera de Empleo de Andalucía no entiende que se tenga que recurrir a migrantes para recoger la fresa, con la tasa de paro tan elevada en la región; y propone cambiar la normativa estatal, para endurecer las posibilidades de rechazar una oferta laboral en caso de cobrar el paro. Lo cierto es que cada vez son menos los trabajadores del campo que solicitan el paro agrícola. El subsidio agrario apenas supera los 400 euros y ningún trabajador o trabajadora puede sobrevivir con ese dinero. Con las condiciones laborales que ofrece el sector, las empresas no encuentran suficiente gente en España y buscan mano de obra en Marruecos, sometida y barata.

Gobierno de Coalición Progresista; ¡sí se puede!

Ya tenemos un Gobierno de Coalición Progresista, que va a tener enfrente una oposición de las más duras de la historia. Tendrá que afrontar desafíos en materia de empleo, fiscalidad, emergencia climática, reto demográfico, cultura, deporte, igualdad, memoria democrática, derechos sociales, pensiones y vivienda; desafíos territoriales, judiciales, económicos de envergadura y con un parlamento muy fragmentado. Uno de los principales objetivos de la coalición será demostrar que se puede lograr una cierta estabilidad legislativa para los próximos cuatro años. Todo por ver; toda esperanza.

Embistiendo, que no invistiendo

"En España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa" (Antonio Machado). Así ha ocurrido en el debate de investidura estos días en el Congreso de los Diputados. Los representantes de la derecha, la ultraderecha y la ultra-ultraderecha reaccionaria no han hecho otra cosa que embestir; no investir que es lo que tocaba. Se han lanzado contra el candidato a Presidente y todo lo que se movía a su izquierda de forma violenta, con insultos y descalificaciones, aportando pocas ideas salvo la palabra que tanto les gusta repetir, cuadrándose y con voz engolada: ¡España, todo por España!

Llegaron los veinte; salud y bienestar

Llegaron los veinte; salud y bienestar Si el próximo gobierno, no se toma en serio mantener el Estado de bienestar e implementar políticas que vengan a incorporar los derechos sociales perdidos en los últimos años, debería haber movilizaciones sociales en defensa de lo que es justo y necesario. El bienestar está en peligro; alguien está haciendo desaparecer lo poco que de él teníamos. Los más perjudicados, los que menos tenemos.

Suscribirse a este canal RSS